I*M-EUROPE Home page



TT logo

Trans-European 
Telecommunications Networks



PROGRAMA DE TRABAJO



ÍNDICE

I. Introducción
II. Contexto de la actuación
III. Objectivos y prioridades
IV. Proyectos de interés común

1. 
2. 
3.
Servicios genéricos transeuropeos de telecomunicaciones
Aplicaciones transeuropeas de telecomunicaciones 
Redes básicas transeuropeas de telecomunicaciones
V. Medidas de apoyo y coordinación
VI. Organización de las convocatorias de propuestas
VII. Participación de terceros países
  VIII. Anexo I : Estructura de un proyecto rte-telecom y ayuda comunitaria
IX. Glosario

I. INTRODUCCIÓN

La actuación comunitaria en favor del desarrollo de las redes transeuropeas de telecomunicaciones (en lo sucesivo, RTE-Telecom) constituye una parte importante de las actividades de la UE encaminadas a facilitar la creación de la sociedad de la información. RTE-Telecom pretende, fomentando la inversión para la puesta en marcha de nuevos servicios genéricos y aplicaciones multimedios en áreas de interés público, y facilitando el desarrollo estratégico de las redes mundiales a través de las cuales se prestarán dichos servicios, respaldar los esfuerzos que se realizan en los sectores público y privado para ensanchar los mercados, reducir la distancia que media entre quiénes poseen la información y quienes no la poseen y crear unas condiciones favorables a la mejora del acceso a la información y el uso de la misma.

El presente documento establece el programa de trabajo de RTE-Telecom para los próximos tres años (1978-2000) y especifica los proyectos de interés común identificados en el Anexo I de las orientaciones para RTE-Telecom (DO nº L 183 de 11.7.1997, p.12.) denominadas en lo sucesivo "las orientaciones". El programa de trabajo tiene carácter móvil y puede revisarse a la luz de la evolución de las necesidades y del rápido desarrollo de la sociedad de la información. Además, ha sido definido previa consulta con la industria.

Las orientaciones y el presente programa de trabajo serán la base sobre la cual la Comisión publicará periódicamente convocatorias de propuestas y seleccionará proyectos de interés común. En todas las convocatorias se hará referencia explícita a los perfiles de proyecto en relación a de los cuales se examinarán las propuestas.

En el programa de trabajo se detallan los siguientes grandes temas:

Se pretende seleccionar cada año proyectos de interés común de carácter transeuropeo, importantes y con objetivos claros, basados en una asociación sólida de agentes privados y/o públicos, que ilustren la combinación de las fuerzas del mercado y del apoyo público en la realización de una sociedad de la información para todos. Estos proyectos deberán atenerse a los objetivos y prioridades presentados en la sección III.

II. CONTEXTO DE LA ACTUACIÓN

El fundamento jurídico lo constituye el título XII del Tratado CE (artículos 129B, C y D), que representa un instrumento para contribuir al desarrollo de la red de las redes transeuropeas en los sectores de las infraestructuras de transportes, telecomunicaciones y energía. Se considera que la implantación de las redes transeuropeas de telecomunicaciones en Europa constituye una condición esencial para el funcionamiento del mercado interior, el fortalecimiento de la cohesión económica y social de la Unión y el establecimiento de la sociedad de la información en Europa.

El Reglamento del Consejo (CE) nº 2236/95, de 18 de septiembre de 1995 (DO nº L 288 de 23.9.1995, p. 1.]) (denominado en lo sucesivo "Reglamento financiero RTE"), establece las normas generales para la concesión de ayudas comunitarias en el ámbito de las redes transeuropeas. Su artículo 2 contiene las condiciones de admisibilidad de los proyectos y los artículos 4 y 5 los mecanismos y condiciones de la intervención financiera de la Comunidad.

El 17 de junio de 1997, se adoptó una Decisión del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a un conjunto de orientaciones para las redes transeuropeas de telecomunicaciones. Estas orientaciones completan las adoptadas anteriormente en relación con el desarrollo de la Euro-RDSI (DO nº L 282 de 24.11.1995, p.16.) , y amplían el alcance de las actividades comunitarias en el contexto de la sociedad de la información.

Las orientaciones RTE-Telecom distinguen tres niveles, que pueden considerarse independiente o conjuntamente: el de las aplicaciones, que ofrece a los usuarios soluciones dedicadas de tecnología de la información y las comunicaciones, el de los servicios genéricos, que ofrece herramientas comunes de interoperabilidad y seguridad de las aplicaciones, y el de las redes básicas, que representa los elementos de la infraestructura (transporte, conmutación, gestión y señalización en las redes) y garantizará la interconectividad transeuropea.

El presente documento, por el que se establece un programa de trabajo plurianual, se basa en lo dispuesto en las orientaciones RTE-Telecom y en el Reglamento financiero RTE.

III. OBJETIVOS Y PRIORIDADES

Los objetivos de las orientaciones RTE-Telecom:

Las prioridades de los proyectos serán las siguientes:

IV. PROYECTOS DE INTERÉS COMÚN

En el Anexo I de las orientaciones para las redes transeuropeas de telecomunicaciones se enumeran 19 proyectos de interés común, con arreglo a un modelo de tres niveles, constituido por las aplicaciones (12), los servicios genéricos (3) y las redes básicas (4).

Los servicios genéricos interoperables, que se prestan cada vez en mayor medida a través de Internet y sustentan los requisitos comunes de las aplicaciones, constituyen un componente fundamental de la actuación RTE-Telecom. Las aplicaciones permiten ampliar el mercado de las telecomunicaciones en las áreas de interés público y establecer una cooperación fiable entre partes industriales y sectoriales. En cuanto a las redes básicas, se trata de respaldar el desarrolloestratégico de redes mundiales, capaces de hacer llegar a los usuarios servicios multimedios interactivos y de alta calidad.

En la presente sección del programa de trabajo se especifican los proyectos de interés común identificados en el Anexo I de las orientaciones, teniendo en cuenta los criterios de especificación del Anexo II.

1. servicios genéricos transeuropeos de telecomunicaciones

(Incluye los tres proyectos de interés común correspondientes a este nivel que figuran en el Anexo I de las orientaciones)

Los servicios genéricos son servicios comunes a varias aplicaciones y a diferentes sectores industriales. Su función es simplificar el desarrollo de las aplicaciones ofreciendo unos servicios comunes y evitando la necesidad de desarrollarlos específicamente para cada aplicación.

Los servicios genéricos se prestarán cada vez en mayor medida a través de Internet, que se convertirá también en la plataforma preferida del comercio electrónico. Por ello, RTE-Telecom procurará mejorar la calidad de los servicios basados en Internet en la UE y ampliar la gama de servicios ofrecida tanto en términos geográficos como funcionales. Se hará especial hincapié en la interoperabilidad, para garantizar una competencia sana entre proveedores de servicios y fabricantes de terminales.

Los proyectos de interés común para los servicios genéricos quedan especificados de la siguiente manera:

1.1 Servicios genéricos basados en Internet

Los servicios prestados a través de Internet adolecen de problemas tales como su escasa fiabilidad y disponibilidad, unos tiempos de respuesta poco aceptables y la carencia de contenidos multilingües. Los siguientes proyectos podrían mejorar significativamente la calidad y el uso de los servicios basados en Internet en la UE:

1.2 Servicios de apoyo al comercio electrónico

Además de una buena calidad, el comercio electrónico necesita contar con varios servicios de apoyo a nivel de la UE. Particular importancia tienen:

1.3 Servicios de apoyo multimedios

Cada vez es más frecuente que los servicios genéricos tengan que manejar contenidos multimedios. Se va contando con las tecnologías de red necesarias para soportar los servicios multimedios. Debe fomentarse el desarrollo de nuevos servicios genéricos basados en contenidos multimedios (p. ej., voz a través de Internet, videoconferencia, catálogos de productos electrónicos, demostraciones de productos interactivas).

1.4 Apoyo a la movilidad

Crece la necesidad de que los usuarios dispongan de acceso a los servicios de información desde varias ubicaciones diferentes, o incluso mientras se desplazan. Serán prioritarios los proyectos dedicados a facilitar el acceso abierto a los servicios genéricos a través de diferentes proveedores de servicios, establecidos, en su caso, en diferentes Estados miembros.

2. aplicaciones transeuropeas de telecomunicaciones

(Incluye los 12 proyectos de interés común correspondientes a este nivel que figuran en el Anexo I de las orientaciones)

2.1 Redes transeuropeas de comunicaciones para la educación y la formación

(Incluye el proyecto de interés común del Anexo I relativo a la educación y formación a distancia)

Los sectores nacionales de la educación y formación están experimentando la transformación radical que significa utilizar las tecnologías de la información y las comunicaciones en el proceso de aprendizaje y formación, gracias sobre todo al desarrollo acelerado de Internet. Sin embargo, este proceso sigue teniendo carácter nacional, y resulta difícil elaborar un producto multimedios integrado que pueda ofrecerse a nivel europeo.

El objetivo, por consiguiente, es fomentar el acceso de escuelas y universidades a las herramientas multimedios a través del fomento de la implantación comercial de servicios de educación y formación y de la aplicación en toda la Comunidad de prácticas y productos pedagógicos multimedios. Esta dimensión europea del proceso de educación y formación podría reforzarse a través de la realización comercial de:

2.2 Redes transeuropeas de telecomunicaciones para el acceso al patrimonio cultural de Europa

Incluye los proyectos de interés común del Anexo I de las orientaciones relativos al patrimonio cultural y lingüístico, así como a los servicios de bibliotecas)

Los museos y galerías de Europa albergan la colección de objetos artísticos y culturales más rica del mundo, pero buena parte de ella no es accesible a los especialistas ni al público por varias razones, entre las que figuran la falta de espacio, el coste de los desplazamientos, los problemas de movilidad y la necesidad de conservación. El desarrollo de una red transeuropea de acceso electrónico a través de redes a museos y galerías tiene, por consiguiente, una importancia cultural y comercial enorme. Lo mismo puede decirse de las bibliotecas y de la creación cultural contemporánea.

El memorándum de acuerdo sobre el acceso multimedios al patrimonio cultural de Europa, firmado por los agentes del sector en junio de 1996, constituye un marco creador de las condiciones para un desarrollo coherente y equilibrado del mercado de los servicios culturales multimedios. Contempla la cooperación en las áreas siguientes: identificación y descripción de normas que hagan posible la interoperabilidad entre sistemas diferentes, identificación de mercados potenciales, sensibilización y fomento, propiedad y protección de los derechos de propiedad intelectual.

Deberán ponerse en marcha iniciativas que faciliten el acceso al patrimonio cultural europeo, y en particular:

También deberán implantarse redes transeuropeas avanzadas en las bibliotecas, que hagan posible un acceso real al depósito de conocimientos organizados y a los tesoros culturales que conservan las bibliotecas de la Comunidad, en apoyo de la vida económica, social, educativa y cultural de la Comunidad.

2.3 Aplicaciones y servicios transeuropeos de telecomunicaciones para las PYME

(Incluye los proyectos de interés común del Anexo I de las orientaciones relativos a los servicios telemáticos para las PYME y a la licitación electrónica)

Ante el aumento de la competitividad mundial, son muchas las PYME que internacionalizan sus estrategias y procuran innovar. Es preciso ofrecer la posibilidad de realizar actividades de marketing, comerciales y empresariales en un marco transeuropeo que garantice la interoperabilidad, la seguridad y la confidencialidad. Los servicios genéricos basados en Internet adquieren cada vez más importancia como medio de que las PYME participen en el desarrollo de negocios electrónicos y agrupen más servicios.

Los proyectos de interés común ayudarán a las PYME comunitarias a utilizar los servicios y aplicaciones transeuropeos de telecomunicaciones, enlazados con las autoridades públicas, asociaciones sectoriales, consumidores, clientes y proveedores. Se enmarcarán en las áreas siguientes:

2.4 Redes transeuropeas de telecomunicaciones para el transporte y la movilidad

(Incluye el proyecto de interés común del Anexo I de las orientaciones relativo a la telemática aplicada al transporte)

El sector del transporte tiene una fuerte dependencia de los servicios de telecomunicación. Las necesidades de este sector son complejas y a menudo de carácter transeuropeo, lo que le convierte en un destinatario privilegiado de los nuevos servicios y aplicaciones de telecomunicación. El hecho de poder ofrecer información relativa al transporte, enriquecida con servicios de información generales o personalizados, en tiempo real a los ciudadanos que se desplazan contribuirá enormemente a la mejora de la calidad de vida y a la optimización de las actividades de ocio y viaje.

En el área del transporte, es necesario aprovechar al máximo las ventajas que ofrecen las redes transeuropeas de telecomunicaciones:

La implantación de todos estos servicios se basará en infraestructuras de telecomunicación mundiales o regionales con componentes fijos, móviles y por satélite y explotará las sinergias entre los componentes de comunicación y los sistemas mundiales de posicionamiento y navegación. Cuando proceda, responderá a las necesidades de complementariedad e interoperabilidad de las redes transeuropeas de transporte.

2.5 Redes transeuropeas de telecomunicaciones para el medio ambiente y la gestión de emergencias

(Incluye los proyectos de interés común del Anexo I de las orientaciones relativos a la telemática aplicada al medio ambiente)

Las redes transeuropeas de telecomunicaciones pueden realizar una aportación importante a la vigilancia y gestión del medio ambiente, incluida lagestión de emergencias.

Existe una demanda creciente de servicios de información sobre el medio ambiente de parte de los responsables de medio ambiente de las administraciones públicas y las empresas privadas, derivada de la necesidad de ajustarse a las nuevas políticas y directivas europeas y nacionales sobre el tema. En el caso de los sistemas de información ambiental, constituyen requisitos comunes de un amplio abanico de servicios la mejora del acceso a datos e información heterogéneos mediante protocolos y medios normalizados, y la comunicación a través de una diversidad de redes (RDSI, PSDN, Internet, etc). Los servicios de información ambiental incluirán normalmente información sobre temas diversos (tales como atmósfera, aguas, suelos, biodiversidad, etc.) y pueden formar parte de sistemas de información estratégicos (p. ej. información socioeconómica).

En cuanto a los sistemas de gestión de emergencias mundiales, unos sistemas y redes de comunicaciones fiables (móviles, radioeléctricos, por satélite, etc.) y unos sistemas de localización de recursos precisos constituyen el núcleo telemático básico para facilitar la adopción de decisiones en tiempo real en las situaciones de crisis. Las aplicaciones de teledetección, que se sirven de datos e información espacial y terrestre, adquirirán en un futuro próximo la madurez, la plenitud operativa y la viabilidad económica, pasando a desempeñar un papel prominente en la gestión de las crisis ambientales, así como en los sistemas de vigilancia e información sobre medio ambiente. Deberán abordarse las aplicaciones para las emergencias ambientales, tales como sistemas de gestión de inundaciones para zonas urbanas, ríos y estuarios y sistemas telemáticos para la lucha contra los incendios forestales y los riesgos industriales.

2.6 Redes transeuropeas de telecomunicaciones para la salud

(Incluye el proyecto de interés común del Anexo I de las orientaciones relativo a la telemática aplicada a la salud)

El sector de la salud se caracteriza por la creciente especialización de las partes: hospitales públicos o privados, médicos, farmacias, seguridad social, etc., que generan un flujo de comunicaciones intenso y estructurado. Uno de los motores que impulsan en desarrollo de la telemática aplicada a la salud es la necesidad de gestionar con más eficacia el proceso consistente en dispensar la atención sanitaria, al tiempo que se ofrecen aplicaciones más orientadas al usuario y soluciones integradas en áreas tales como la continuidad de la atención, los historiales, las redes regionales de asistencia sanitaria y la información al ciudadano en materia de salud.

Deberá prestarse especial atención a los segmentos del proceso que figuran a continuación:

2.7 Redes transeuropeas de telecomunicaciones para la información urbana y regional

(Incluye los proyectos de interés común relativos a la autopista urbana de la información del Anexo I de las orientaciones, así como la integración de los proyectos de interés común en áreas de especial importancia, según se define en el punto 4 de dicho Anexo)

Las ciudades y sus espacios circundantes pueden desempeñar la importantísima función de ofrecer un entorno real para el desarrollo de las aplicaciones de la sociedad de la información. En algunos casos han participado ya en asociaciones de los sectores público y privado históricamente sólidas para la prestación de servicios públicos y se están llevando a cabo experimentos de gran interés que suponen la integración de servicios públicos y comerciales. Las autoridades locales y regionales van cobrando asimismo conciencia de la importancia de las redes de telecomunicación para la vida económica y social de su territorio y de las ventajas que puede ofrecer su uso.

Se fomentarán las redes y servicios que interconecten hogares, empresas, organizaciones sociales y administraciones y ofrezcan un conjunto integrado de aplicaciones y servicios transectoriales multimedios en línea en distintas áreas de interés colectivo. Se espera que este planteamiento integrado favorezca la constitución de una base de usuarios importante y que la base del consorcio la formen sólidas asociaciones europeas de los sectores público y privado en las que participen ciudades y otras administraciones regionales, representantes de los usuarios, operadores locales o regionales, proveedores de contenidos y operadores de telecomunicaciones.

Se establecerán aplicaciones que demuestren las posibilidades de un acceso de los ciudadanos a los servicios de interés colectivo asequible y sostenible. Entre ellas podrían figurar la creación de un punto de ventanilla única para comunicarse con las administraciones públicas y los proveedores de servicios cívicos y el uso de tarjetas inteligentes. Deberán tenerse en cuenta las necesidades especiales de las personas discapacitadas. Dada la interrelación de las diferentes necesidades de los ciudadanos, las aplicaciones se basarán en servicios genéricos interoperables, cada vez en mayor medida a través de Internet o Intranet.

La implantación simultánea de los nuevos servicios en ciudades distintas, así como su ensayo y validación comunes, facilitará la fertilización cruzada y el intercambio de las mejores prácticas entre los promotores de proyectos.

2.8 Redes transeuropeas de telecomunicaciones para los nuevos métodos de trabajo

(Incluye el proyecto de interés común del Anexo I de las orientaciones relativo al teletrabajo y a los servicios para el mercado de trabajo)

La flexibilidad temporal y espacial que ofrecen diversas formas de teletrabajo, así como otros nuevos métodos de trabajo, en los sectores público y privado puede contribuir a que se hagan realidad los beneficios de una rápida transición a la sociedad de la información: flexibilidad en la creación de empleo, competitividad de las empresas, satisfacción de las necesidades sociales y mejora de la calidad de vida. Sin embargo, existen aún numerosos obstáculos prácticos al teletrabajo transfronterizo en la Unión Europea, tales como disposiciones adecuadas en materia de protección de datos, seguros, seguridad social, salud y seguridad en el trabajo.

Los objetivos de los proyectos del interés común en esta área serán fomentar la implantación de nuevos métodos de trabajo en un gran número de empresas y organizaciones de otro tipo dentro de un marco jurídico, técnico y operativo de gran solidez.

Se espera que los proyectos presten apoyo a las redes europeas de centros de llamadas o centros de servicios que ofrezcan trabajo en las proximidades del hogar tanto en áreas urbanas como rurales; redes europeas de centros empresariales que ofrezcan instalaciones de teletrabajo a quienes se desplazan por motivos de trabajo; y una nueva organización del trabajo para las PYME europeas cuyos trabajadores estén dispersos, con medidas apropiadas en materia de protección de datos, seguros, seguridad social, salud y seguridad en el trabajo.

El acceso multimedios quedará garantizado a través de un conjunto adecuado de redes interconectadas y servicios interoperables.

Se procurará especialmente averiguar y tener en cuenta las consecuencias sociales de estas aplicaciones.

Se crearán servicios de red, tales como bases de datos de información sobre puestos de trabajo, para hacer frente a la transformación del mercado laboral de la Comunidad, contribuyendo a combatir el desempleo y a facilitar la integración de las personas discapacitadas en el mercado de trabajo.

2.9 Redes transeuropeas de telecomunicaciones para la investigación

(Incluye el proyecto de interés común del Anexo I de las orientaciones relativo a las redes para universidades y centros de investigación)

Las redes electrónicas se han convertido en un instrumento indispensable del trabajo cotidiano de los investigadores, ya que simplifican el acceso a la información y su difusión. Hay que poner en manos de los investigadores aplicaciones multimedios interactivas en tiempo real que hagan posible trabajar en colaboración y compartir los recursos de alto nivel. El proyecto TEN-34, financiado al amparo del IV Programa Marco, constituye un hito en este contexto, ya que el establecimiento de enlaces de 34 Megabits entre redes nacionales de investigación ofrece a los investigadores unos servicios de red avanzados y permite abordar el problema de la escasa interconectividad transnacional en Europa.

La investigación y desarrollo de redes transeuropeas para la investigación sigue constituyendo una de las prioridades de la propuesta del V Programa Marco (COM 97 (142) final). En el contexto del programa de trabajo RTE-Telecom, podría abordarse el tema de los acuerdos de interconexión y asociación entre las redes de investigación y las redes comerciales de servicios Internet dentro de los estudios emprendidos en el marco de los servicios genéricos, descritos en la página 6 del presente documento.

3. redes básicas transeuropeas de telecomunicaciones

(Incluye los 4 proyectos de interés común del Anexo I de las orientaciones relativos a esta área)

Las nuevas necesidades derivadas de la sociedad de la información exigen un acceso de alto rendimiento y unas infraestructuras básicas. RTE-Telecom fomentará y sentará las bases para la introducción de servicios multimedios de alta calidad para usuarios finales y facilitará la introducción gradual y la interoperación de las redes de comunicaciones integradas de banda ancha (CIBA).

3.1 Red digital de servicios integrados europea (Euro-RDSI)

(Incluye el primer proyecto de interés común del Anexo I de las orientaciones referente a esta área)

La penetración en el mercado de la RDSI está aumentando con gran rapidez y, con el conjunto de normas Euro-RDSI, Europa ha conseguido una posición de privilegio tanto en los mercados de conmutación y terminales como en la oferta de servicios. No obstante, todavía no se explotan todas las posibilidades de la RDSI, y muchos servicios y aplicaciones podían beneficiarse de la infraestructura Euro-RDSI. Las actividades de apoyo y los proyectos fomentarán la interconexión e interoperabilidad real de los servicios Euro-RDSI, prestando especial atención al desarrollo de servicios Euro-RDSI en el este de Europa y en los países mediterráneos no pertenecientes a la UE, que podrían recurrir a otras fuentes de apoyo financiero.

3.2 Desarrollo e interoperación de redes de banda ancha

(Incluye los proyectos de interés común segundo, tercero y cuarto del AnexoI de las orientaciones referentes a esta área)

3.2.1Redes de satélite

Las infraestructuras basadas en satélites contribuirán a satisfacer cada vez en mayor medida necesidades esenciales del usuario tales como movilidad personal, acceso de alta velocidad a Internet para servicios multimedios y conectividad mundial. El plan de actuación de la UE sobre las comunicaciones por satélite en la sociedad de la información aboga por el fortalecimiento de la perspectiva de mercado y la coordinación de la industria en el sector de las comunicaciones por satélite. RTE-Telecom apoyará la implantación de sistemas, servicios y aplicaciones multimedios por satélite, con arreglo a las líneas siguientes:

Dado el vigor de los mercados de televisión por satélite en Europa, los sistemas de satélite se encuentran bien situados para sustentar parte del desarrollo del campo multimedios, en particular los servicios de alta velocidad de tipo Internet.

Esta actividad se centrará en las aplicaciones y servicios multimedios de difusión e interactivos, utilizando servicios asimétricos o simétricos. Estimulará la constitución de un conjunto creativo de aplicaciones de elevado valor socioeconómico con posibilidades comerciales en un entorno competitivo. Fomentará asimismo la participación de distintos agentes de la cadena del valor (desarrolladores de aplicaciones, proveedores de contenidos, proveedores de servicios y redes, proveedores de equipos terminales, organismos financieros, etc.) que deseen estar presentes a nivel mundial.

Deberá evitarse la tecnología "específica de una aplicación" y quedará garantizada la utilización de normas europeas e internacionales presentes y futuras.

La validación permitirá calibrar adecuadamente el valor del servicio, incluyendo el análisis de los gastos de inversión y los costes de explotación, la aceptación por el usuario y los ingresos previstos, los umbrales de rentabilidad y los medios financieros. Deberá existir el compromiso claro de seguir adelante con la implantación y la oferta comercial siempre que la validación se ajuste a las metas propuestas.

La validación deberá incluir a un amplia gama de países comunitarios. Resulta aconsejable la inclusión de países de Europa del este y de países mediterráneos no pertenecientes a la UE (las empresas establecidas fuera de la Comunidad no pueden recibir fondos de RTE-Telecom, por lo que habrá que buscar otras fuentes de financiación en estos casos).

A título de actividad preliminar, en 1998 se iniciarán estudios de costes compartidos que permitan averiguar a qué segmentos de mercado y sectores de la industria pueden destinarse los servicios multimedios por satélite. En estos estudios se definirán hipótesis de aplicación a empresas particulares, se investigarán las necesidades de los usuarios y se generarán pautas de tráfico en el uso de los servicios. Se elaborará asimismo un modelo cuantitativo del mercado para evaluar la base de suscriptores, las ventas de equipos y el volumen de la demanda.

Estos estudios podrían referirse a la Comunidad y, asimismo, a la Europa central y oriental y a la cuenca mediterránea.

Los sistemas de satélite se han concebido fundamentalmente para difundir televisión o servir de estructuras básicas de comunicación. La interoperación de los sistemas de satélites de comunicaciones multimedios con la infraestructura terrestre plantea nuevos problemas en lo que se refiere a la modelización del tráfico y a la gestión de redes y sistemas.

Es preciso llevar a cabo estudios, diseños de simulación y realizaciones piloto. Habrá que elaborar modelos de tráfico para los servicios interactivos más comunes, teniendo en cuenta la probable mezcla de infraestructuras satelitales y terrestres (p. ej., canales de retorno). Habrá que crear herramientas de simulación que permitan evaluar las repercusiones de las diversas pautas de tráfico combinado sobre infraestructuras distintas, así como las diferentes tecnologías espaciales.

También será preciso elaborar conceptos y herramientas que permitan gestionar y configurar la combinación de los entornos terrestre y por satélite, vigilar el estado y el rendimiento de la infraestructura mundial de información y de sus principales subsistemas y proporcionar servicios de apoyo tales como facturación integrada. Estos modelos y herramientas deberán proporcionar orientaciones para la gestión de la capacidad de satélite disponible, la oferta de una calidad de servicio y una estructura tarifaria adecuadas y de fomentar el uso de la tecnología de red económicamente idónea para una aplicación dada.

3.2.2Redes móviles

La rápida penetración de las telecomunicaciones móviles ofrece nuevas oportunidades a los servicios y aplicaciones multimedios.

Los proyectos de interés común correspondientes a esta área deberán respaldar la variación comercial de servicios y aplicaciones móviles innovadores y avanzados (comunicaciones de datos a velocidad muy alta, aplicaciones Intranet/Internet, comunicaciones móviles de vídeo, etc.). Estos servicios se transmitirán mediante un amplio abanico de tecnologías y redes de acceso inalámbricos basados en normas abiertas como GSM y DCT y una interfaz apropiada con el entorno fijo de banda ancha.

3.2.3Desarrollo e interoperación de redes mundiales

Cada vez se dispone de más tecnologías de red fijas, móviles y por satélite, y es improbable que alguna de ellas se erija en solución universal. La implantación del ATM como espina dorsal de las redes de banda ancha se encuentra en sus inicios. Se han desarrollado varias tecnologías de acceso a la red (p. ej., xDSL, modems de cable). Por otra parte, el protocolo Internet se ha erigido en el protocolo de red dominante para los servicios multimedios.

Por consiguiente, la interconexión e interoperación de las distintas tecnologías de red constituyen el único medio de crear una infraestructura de red transeuropea efectiva. Los proyectos de interés común fomentarán el uso de los protocolos de red tales como IP en tecnologías de red diversas tales como RDSI, ATM, SMDS, retransmisión de tramas y otras. También respaldará la interconexión e interoperación entre las diversas tecnologías básicas y de acceso. En ello queda incluido el interfuncionamiento entre las tecnologías de banda estrecha y las de banda ancha.

V. MEDIDAS DE APOYO Y COORDINACIÓN

Además de financiar los proyectos de interés común, la Comunidad pondrá en marcha medidas encaminadas a preparar, favorecer y difundir sus resultados. Entre las medidas que tienen por objetivo crear un entorno adecuado para los proyectos figuran:

Este tipo de medidas se llevarán a cabo mediante convocatorias permanentes de propuestas, y podría financiarse hasta el 100% de su coste, en su caso. Las medidas en favor de terceros países tendrán que financiarse de fuentes distintas del presupuesto RTE-Telecom.

VI. ORGANIZACIÓN DE LAS CONVOCATORIAS DE PROPUESTAS

Tras la adopción del presente programa de trabajo, se publicarán periódicamente convocatorias de propuestas relativas a los proyectos de interés común que se han especificado. Además, los proyectos considerados de particular importancia para el desarrollo de la sociedad de la información, con arreglo al punto 4 del Anexo I de las orientaciones RTE-Telecom, se incluirán en las convocatorias por lo menos una vez al año.

Las convocatorias se organizarán con arreglo al calendario siguiente:

A efectos de su evaluación, se enmarcará a cada proyecto propuesto en una de las frases siguientes:

Con arreglo al artículo 4 del Reglamento financiero del Consejo, son dos las formas de ayuda comunitaria en las que cabe pensar según las fases mencionadas:

El importe total de la ayuda comunitaria no superará, con independencia de la forma de intervención elegida, el 10% del coste de inversión total del proyecto.

Estas formas de ayuda podrán, en su caso, combinarse para obtener un efecto de estímulo máximo a partir de los recursos presupuestarios movilizados, que deberán utilizarse de la forma más rentable posible. En el Anexo I figura un diagrama en el que se explican las posibilidades de ayuda comunitaria en relación con las fases del proyecto.

La propuesta de proyecto debe estructurarse en dos partes:
Los requisitos para la concesión de la ayuda comunitaria y las condiciones aplicables a la misma se definen, respectivamente, en los artículos 2 y 5 del Reglamento financiero RTE. En particular, los proyectos deberán estar financiados directa o indirectamente por una entidad pública o por un organismo que actúe en un marco administrativo o legal que lo equipare a una entidad pública. Además, sólo se concederá la ayuda comunitaria si la realización del proyecto se ve obstaculizada por dificultades financieras, y dicha ayuda no podrá superar el importe mínimo considerado necesario para la puesta en marcha del proyecto.
Los proyectos RTE-Telecom se evaluarán con arreglo a los objetivos y prioridades enumerado en los artículos 2 y 3 de las orientaciones RTE y de los criterios generales de selección definidos en el artículo 6 del Reglamento financiero RTE:
En los artículos 7 y 8 de las orientaciones RTE-Telecom se describe el procedimiento de selección de propuestas de proyectos de interés común.

Tras recibir el dictamen del Comité de Estados miembros y adoptar la decisión sobre el programa de trabajo, la Comisión pondrá en marcha convocatorias de propuestas con arreglo a los siguientes plazos:

Con arreglo al artículo 15 del Reglamento financiero RTE, la ejecución de los proyectos estará sometida a la vigilancia y evaluación de la Comisión y los Estados miembros. Podrá resultar necesario adaptar los proyectos en función de los resultados del control y de la evaluación.

Los proyectos financiados deberán ajustarse al Derecho comunitario y a las políticas comunitarias, en particular en lo que se refiere a las normas sobre competencia, otorgamiento de contratos públicos y directiva relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos (Directiva 95/46/CE de 24.10.1995).

Una condición para que llegue a firmarse un contrato será que la prestación de los servicios se base en normas abiertas. Además, los estudios de viabilidad tendrán que demostrar el acceso abierto a los servidores de aplicaciones, incluido el acceso a través de infraestructuras alternativas.

VII. PARTICIPACIÓN DE TERCEROS PAÍSES

El artículo 13 de las orientaciones RTE-Telecom prevé que la participación de terceros países se autorizará de conformidad con el procedimiento del artículo 228 del Tratado, el cual, en la práctica, plantea dificultades de gran envergadura. Los proyectos RTE-Telecom podrán incluir a socios de fuera de la Unión sólo en la medida en que participen como observadores o patrocinadores. Los socios externos no podrán recibir fondos de RTE-Telecom.

No obstante, la Comisión pretende estudiar la posibilidad de dar cabida en RTE-Telecom a los PECO, países de la CIS y países mediterráneos, posiblemente en colaboración con los programas PHARE, TACIS y MEDA, con arreglo a los siguientes criterios:

En todas estas líneas, es preciso establecer una distinción entre los países asociados y candidatos a la adhesión y el resto de los países.


ANEXO I

ESTRUCTURA DE UN PROYECTO RTE-TELECOM Y AYUDA COMUNITARIA

 

FASES DE ESTUDIO FASES DE IMPLANTACIÓN è
Preparatoria :
  • Definición del proyecto
  • Creación de asociaciones
  • Viabilidad económica y comercial
  • Demostraciones
  • Plan de explotación
  • Construcción
  • Puesta en marcha
  • Explotación
Ciclo de vida del proyecto

Decisión de inversións é


  • Cofinanciación de estudios y demonstraciones

    (~ 50%)
  • Bonificación de intereses
  • Contribuciones a las primas de garantía
  • Subvenciones



10% del coste de la inversión como máximo


Formas de la ayuda comunitaria


GLOSARIO

 

términos técnicos y operativos

Aplicación Sistema o servicio que ofrece a los usuarios soluciones dedicadas que permiten acceder a la información a través de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones.
Servicio genérico Servicio, sea conversacional, de mensajería, de recuperación de información o de soporte lógico de grupos, de uso directo para un gran número de usuarios, que ofrece herramientas comunes para el desarrollo y la realización de aplicaciones, además de facilitar su interoperabilidad.
Red básica Infraestructura de telecomunicaciones que hace posible el acceso físico, el transporte y la conectividad.
Interoperabilidad Capacidad de dos o más sistemas (dispositivos, bases de datos, servicios o tecnología) de interactuar de conformidad con un método preestablecido.
Estudios de viabilidad Cualquier estudio relacionado con un proyecto de aplicación o servicio cuya finalidad sea evaluar sus características técnicas, económicas y financieras.
Implantación de aplicaciones o servicios Construcción y explotación de la aplicación encaminada a ofrecer los servicios en un entorno realista (por lo general, en más de un país).

términos financieros

Bonificaciones de interés Subvenciones destinadas a reducir los costes de los intereses de los préstamos y sus gastos financieros complementarios.
Contribuciones a las primas de garantía Subvenciones destinadas a reducir los costes de las garantías y sus gastos financieros anejos.
Subvenciones Ayudas directas que se utilizan en combinación con una de las dos formas de ayuda precedentes cuando éstas resultan insuficientes para alcanzar el nivel de ayuda que se considera necesario o si no pueden aplicarse (pueden adoptar la forma de participaciones financieras o anticipos reembolsables).
Viabilidad económica potencial Se refiere a los beneficios netos socioeconómicos generales y a largo plazo del proyecto, y no sólo a su rentabilidad financiera y económica.
Rentabilidad económica Se refiere a la capacidad de un proyecto de generar beneficios netos para la sociedad en general, con independencia de que el mercado los capte o no, siempre que tales efectos puedan expresarse en términos monetarios. El índice de rendimiento económico constituye un indicador de esta rentabilidad que se basa en elementos valorados monetariamente y que tiene que interpretarse a la luz de los elementos restantes, no cuantificables en términos monetarios.
Rentabilidad financiera Proporción en que el valor de mercado de los resultados obtenidos en el proyecto supera el valor de mercado de los recursos utilizados, entre los que se incluyen los estudios, los costes de inversión y los costes de explotación, permitiendo de esta forma remunerar los recursos financieros utilizados en el proceso.
Índice de rendimiento financiero Tipo de descuento en virtud del cual los ingresos o entrada de efectivos relacionados con el futuro proyecto equilibran exactamente los costes o salidas de efectivo totales relacionados con el proyecto.
Beneficios netos socioeconómicos Capacidad de un proyecto de generar beneficios netos para la sociedad en general, con independencia de que los capte o no el mercado y de que sean o no cuantificables en términos monetarios. Hace posible la inclusión de factores cualitativos en la apreciación definitiva de un proyecto.
Índice de rendimiento económico Tipo de descuento al que el valor actual del flujo de beneficios económicos netos generados por el proyecto es igual a cero, lo que significa que los beneficios económicos netos futuros esperados son iguales a los costes económicos presentes y futuros esperados, empezando con las inversiones iniciales.
Análisis coste/beneficio Método de evaluar la rentabilidad socioeconómica de un proyecto consistente en comparar sus beneficios socioeconómicos valorados en términos monetarios con a sus costes expresados en los mismos términos.
PYME Empresa que satisface los criterios establecidos en la recomendación de la Comisión de 3 de abril de 1996 relativa a la definición de pequeña y mediana empresa (DO nº L 107 de 30.4.1996, p.4):
  • no tener más de 250 empleados
  • tener un volumen de negocios anual no superior a 40 millones de ecus
  • ser independiente.


TEN-Telecom Secretariat

European Commission 
DGXIII-A3 
Avenue de Beaulieu, 29 (office 7/30) 
B-1160 Brussels 
Tel. +32 2 2968995 
Fax. +32 2 2951071 
E.mail ten@bxl.dg13.cec.be

TENTELECOM home ] [ News ] [ Context ] [ Work Programme ] [ Contacts ]
Projects ] [ Publications ] [ Frequently Asked Questions ]

Server Home ] [ Help ] [ Frequently Asked Questions (FAQs) ] [ Subject Index ] [ Text Search ]
Discussion forums] [ Feedback and queries ] [ Europa WWW server ]

Home - Gate - Back - Top - Wpes - Relevant


©ECSC-EC-EAEC, Brussels-Luxembourg, 1996, 1997, 1998

webmaster@echo.lu